Tu armario cápsula junto a Papaya Limón

Sabéis que en Papaya Limón apostamos por un consumo de moda sostenible, slow fashion y el apoyo a marcas nacionales. Por ello, hemos decido hacer un artículo en el que daros las claves para construir un armario cápsula con prendas básicas, invertir en alguna prenda especial ‘made in Spain’ y dar el toque con los accesorios. ¡Vamos allá!

¿Qué es el armario cápsula?

Más allá de una tendencia y de fotos impolutas con tonos neutros en Pinterest, un armario cápsula es una manera muy práctica de construir tus looks diarios, con un estilo propio y atemporal que hace que consumamos de una manera más responsable y sostenible. 

Al construir nuestro armario cápsula tendremos una serie de prendas básicas de buena calidad, que forman nuestro armario y con las que podemos construir varios looks completos. 

¿Cuántas prendas tiene que tener mi armario cápsula?

En la mayoría de manuales, el número ronda entre las 30 y 40 prendas, dejando a un lado ropa interior y piezas especiales para eventos, por ejemplo, un vestido para una boda. El objetivo es que con ese armario podamos hacer looks durante toda una temporada y que muchas de esas piezas sobrevivan entre estaciones diferentes, como, por ejemplo, unos jeans. 

Además, más importante que el número de prendas, es la calidad de la misma, ya que uno de los retos de un armario cápsula es que esa prenda sobreviva en el tiempo y no tengamos que hacer un consumo excesivo.  

Moda sostenible y el armario cápsula

Uno de los pilares de la sostenibilidad está en la durabilidad y en un menor consumo de prendas. Pasar del fast fashion al slow fashion. Esto es algo que se relaciona de manera directa con el armario cápsula, ya que, si tenemos todos nuestros básicos y prendas necesarias para una gran cantidad de looks, prescindiremos de esa compra masiva. 

Las prendas que compramos por impulso y sin razonamiento son aquellas que no tienen cabida en nuestro armario cápsula. Además, en el ámbito de la durabilidad de la prenda tenemos que tener en cuenta la calidad de la misma: materiales y confección que duren en el tiempo. 

Más que dejarnos llevar por las tendencias tenemos que buscar lo que va con nosotros y nosotras, nuestro estilo propio y reflejarlo en prendas atemporales las cuales no vayamos a dejar olvidadas en el armario. 

Cómo construir tu armario cápsula

Primero hay que hacer un ejercicio de concienciación y análisis de nuestro estilo. Será muy difícil deshacernos de aquello que no nos ponemos, pero que nos encanta. Tenemos que ver cuál es nuestro uniforme diario, qué prendas usamos siempre en nuestros looks y partir de esa base. 

Ten en cuenta que los colores básicos suelen ser grandes aliados, así como patrones clásicos, cortes rectos y hechuras que no sean excesivamente marcadas. Además, la clave de un armario cápsula también está en los accesorios, ya que nos permiten transformar una misma prenda en varios estilos. 

Los mejores armarios cápsulas comienzan con: 

  1. Una camisa blanca.
  2. Una camiseta blanca. 
  3. Unos vaqueros que te sienten de maravilla. 
  4. Un vestido negro, corto o midi, según tus preferencias, pero que sea básico y atemporal. 
  5. Una gabardina. 
  6. Un jersey negro.
  7. Un jersey de algún color neutro, beige, gris o marrón. 
  8. Pantalón de traje.
  9. Blazer largo y de un tono oscuro. 
  10. Cazadora de cuero.
  11. Un vestido lencero básico, quizás en un tono beige, dorado o plata. 
  12. Falda básica, puedes adaptarla según tu estilo. Mini vaquera o negra, falda lápiz, etc. 
  13. Un jersey finito o camiseta de rayas. 
  14. Camiseta negra.
  15. Camiseta beige.

Como podéis ver, con 15 prendas podemos conseguir una gran cantidad de looks, atemporales, que pueden vestirnos en otoño y primavera. Para una temporada más invernal podemos añadir:

  1. Un abrigo de paño de un color neutro. 
  2. Un chaqueta acolchada o plumas de color también neutro, negro o beige, por ejemplo. 
  3. Una bufanda o gorro de lana.

Para el verano, podemos añadir también un par de prendas que se adapten más a esa temporada:

  1. Un short vaquero o bermudas, según nuestro estilo. 
  2. Un vestido blanco. 
  3. Bañador o bikini, blanco o negro.

Hasta ahora solo llevamos 21 prendas de ropa, así que el resto, hasta alcanzar las 30, vamos a completarlo con accesorios: 

  1. Deportivas clásicas, por lo general blancas. 
  2. Bailarinas o mocasines, según tu estilo. 
  3. Unas botas altas de un color neutro. Aquí, según tu estilo puedes escoger unas altas negras con un poco de tacón, unas militares con cordones o un botín cowboy. 
  4. Cinturón negro o marrón. 
  5. Tote bag. En Papaya Limón hacemos nuestros totes con tejidos orgánicos y sin duda son imprescindibles para el día a día. Si quieres meter algo de color, puedes optar por un bolso grande tipo Picnic XL o Caqui. 
  6. Bolso negro o beige. Será un básico cuando quieras ir con un look más clásico o formal. 

Todavía nos quedan 3 accesorios, los cuales podemos ser más originales, sacar nuestro yo interior y jugar con colores, estampados y formas:

  1. Un pañuelo o fular de colores o estampado que nos encante. Podremos usarlo en el cuello para otoño o invierno, en la cabeza en verano o como pareo, etc. 
  2. Un bolso de mano o mini de un color llamativo para elevar cualquier look. Y nuestros frutos para eso son perfectos. ¿Imaginas un total look con colores neutros en beige y nuestro kiwi? ¿O un vestido negro con uva?
  3. Unas sandalias o zapatos de tacón que nos encanten, unas zapatillas en colores fuertes o algún modelo que nos flipe. En definitiva, algún calzado más especial que vaya con nuestro estilo. 

Y listo, aquí tenéis el armario cápsula perfecto con 30 prendas diseñado por Papaya Limón. Aunque tenemos que confesar, que por nosotras, solo tendríamos un armario con nuestros frutos. 

Deja una respuesta